Movimiento 15-M

Pienso que es un movimiento por el que realmente merece la pena actuar, pues es bien sabido que por muchísimo menos se han movido más masas, muchas más personas que se reúnen en plazas para celebrar una victoria en el deporte, o eventos similares. Personalmente, me alegro de que un colectivo haya tomado de una vez la iniciativa, y haya salido a quejarse por el futuro que nos espera a los jóvenes…

Y también a los que no lo son tanto. En las plazas, a pesar de lo que los medios dicen, no sólo hay jóvenes “hippies” o “de aquella manera vestidos” luchando por el futuro, si no también ancianos, señoras que les ayudan con comida, hombres que cantan y gritan con ellos los lemas de la “revolución”… No estamos solos.

Además, no se trata sólo de reunirse en una plaza, sentarse, y pasar el tiempo con la gente que quiera unirse. En absoluto. Eso es sólo una pequeña parte de la historia… Porque si no, no habría eco. Porque si la gente no se reuniera, si la gente hiciera sólo lo que hace tras estas concentraciones, todos pasarían de ellos, de nosotros. Tras toda esa gente que está reunida en Sol, en la Plaza de Cataluña, en la Escandalera, y en tantas otras plazas de ciudades y pueblos de España, hay asambleas populares. Asambleas democráticas de verdad. Asambleas en las que se decide lo que van a hacer, cuánto tiempo se van a quedar, y las soluciones posibles, y realistas, a los problemas que critican. Dichas reuniones son abiertas a quien quiera participar en ellas, independientemente de su ideología (pues ya se ha insistido mucho en que no tienen ningún tipo de preferencia política como grupo), edad, cultura, etc. Yo misma he estado en una de esas Asambleas, al más puro estilo Griego, donde todo el mundo exponía sus ideas, proponía soluciones y comentaba las ideas del resto. Y eso, es lo que los medios no cuentan. Poca gente sabe realmente de qué va el movimiento, qué pretende, y por qué está ahí. Muchos piensan que nos quejamos por quejar. Pero no es cierto. Hay razones, y hay soluciones. Y no son tan inaccesibles y utópicas como nos hacen creer… En realidad, hay algunas bastante sencillas, y que, a nuestro modo de ver, arreglarían muchas cosas. Y no somos los únicos que pensamos así.

Otro punto a destacar, es que este movimiento ha sido convocado y seguido en varias partes del mundo, por españoles en principio, pero secundado por los nativos (y extranjeros) de cada país. Y eso, es algo que tampoco aparece en los medios… ¿o alguien lo ha oído? Al igual que, en los medios internacionales, no ha aparecido nada de la llamada “Spanish Revolution”. Tengo amigos en casi todo el mundo. Cuando les he comentado esto, y les he mostrado un vídeo en directo de la Puerta del Sol, se han quedado impresionados por la cantidad de gente que había allí, y porque los medios de comunicación de sus respectivos países no habían mostrado nada al respecto. Nos apoyan también desde fuera. “España por fin ha despertado” era una de las frases más repetidas, continuadas de un constante apoyo a los “revolucionarios” y a todos aquellos que de un modo u otro, apoyamos y tratamos de difundir el movimiento.

Desde el comienzo de todo este movimiento, organizado por “Democracia Real Ya”, ha habido mucha desinformación. Las redes sociales han cumplido una gran labor de difusión, al igual que el boca a boca, que sin duda, bien explicado, es un método muy eficaz. Pero por desgracia, mucha gente va con anteojeras, con un camino marcado y una idea fija, que por muchos argumentos que les puedan ofrecer, seguirán negando la verdadera magnitud o el auténtico significado de las concentraciones. Hubo gente que nos llamó golpistas, alegando que lo que queríamos, era destruir la democracia. Hubo otros que, sin conocernos, nos llamaron hippies, NINIs, fascistas, jóvenes incultos y aburridos… Todo tipo de improperios y descripciones despectivas fueron dichas mientras nos apuntaban con el dedo. Y sin embargo… ¿de dónde salen todos esos calificativos? ¿Por qué se nos inculca a la fuerza, una idea política que reiteramos no tener? ¿Por qué? Porque así todo es más fácil.

Porque es mucho más fácil creer que somos una masa de borregos liderados por un político, que darse cuenta de que en realidad, somos ciudadanos pensantes, que nos damos cuenta de lo que ocurre, y que queremos cambiar las cosas para igualar la sociedad.

Porque es más fácil desinformar, y decir que sólo hay cafres haciendo botellón en las plazas, que hacer un reportaje sobre las asambleas que se celebran, con democracia participativa auténtica. Con participación ciudadana libre, y abierta.

Porque es más fácil tratar de asustar con amenazas de desalojo, que admitir que lo que está allí organizado, está protegido por la ley y por la constitución, esa que tanto dicen defender.

Porque es más fácil moler a palos a gente que está pacíficamente sentada en un lugar, pidiendo un cambio, que tratar de realizar el cambio que piden.

Porque es más fácil seguir siendo rico, seguir teniendo dinero, seguir aumentando la fortuna que se posee, que aceptar que hay gente que se muere de hambre, y tratar de combatirlo.

Porque es más fácil poner una excusa sin sentido para tratar de paralizar algo que saben que sí tiene sentido.

Porque es más fácil deshonrar, que tratar de dar merecidos méritos.

Porque es más fácil utilizar la violencia, que el diálogo.

Porque es más fácil dominar a una masa de gente que no tiene educación, que no sabe pensar, que se ahoga en deudas, que frenar a miles de personas individuales, que piensan por sí mismas, que saben de lo que hablan, que tienen fundamentos para defenderse…

Porque es más fácil dejar el mundo como está, aunque se muera, se pudra, se contamine o se acabe, que intentar hacer pequeños cambios que hacen que las minorías ricas pierdan algo de dinero, y que la pobre mayoría lo gane.

Porque es más fácil prohibir, que permitir.

Porque en definitiva, el mundo es más sencillo para los poderosos, para los que tienen dinero, para los corruptos, para los que no piensan por los demás, si no por ellos mismos, por su propia fortuna, por su yate y su chalet en la playa. Porque para todos los que vivimos en la parte baja de la pirámide, las cosas no son tan fáciles. El chantaje es fuerte, el soborno lo es más… Y ellos tienen ese poder. Pero oh, si el pueblo se levanta… Los políticos y los poderosos tiemblan. Los banqueros se revuelven en pesadillas. Siempre nos han hecho creer que el poder está en el pico de la pirámide… Pero no es así. El poder reside, y siempre ha residido en la base. Porque si no hay base, la pirámide se derrumba. Y esta base es mucho más numerosa, y si quiere, más poderosa que aquellos pocos que forman el pico. Por eso el pueblo ha de despertar… Por eso el pueblo debe levantarse y luchar. Porque el pueblo tiene el poder, y puede ganar.

Y eso es lo que estamos intentando hacer… Luchamos, perseguimos nuestros ideales. “Porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle. Pueden matarle y pueden olvidarle. Pero cuatrocientos años más tarde, los ideales pueden seguir cambiando el mundo. Yo he visto con mis propios ojos el poder de los ideales. He visto a gente matar por ellos, y morir por defenderlos. No se puede besar un ideal, ni tocarlo, o cazarlo. Los ideales no sangran, no sufren… y tampoco aman.”* Nunca podrán quitarnos nuestros ideales… Ni siquiera aunque intenten silenciarnos. Por eso, y por otras muchas cosas, luchamos. Luchamos por nuestros derechos y libertades. Luchamos, porque queremos hacerlo, tenemos razones, soluciones, y la ley nos respalda. Por eso nos reunimos. Por eso tratamos de poner nerviosos a los altos cargos del gobierno y la banca. Por eso, simplemente al reclamar nuestros derechos, ellos tiemblan. Porque saben que tenemos el poder. Porque saben lo que podemos hacer… Y no les conviene. Por eso os digo… Luchad. Luchad por lo que creáis, por lo que penséis. Luchad sin importar que os creáis solos, pues probablemente no lo estéis. Tan sólo os digo eso… luchad, y hacedlo con conocimiento. Sólo entonces, encontraréis resultado.

_______________________________

(*) Fragmento sacado de la película V for Vendetta, basada en la novela gráfica del mismo nombre de Alan Moore.

Wan

Anuncios

6 comentarios to “Movimiento 15-M”

  1. TODAVÍA SEGUIMOS ABRAZANDO NUESTROS IDEALES QUE NO SON OTROS QUE UNA VIDA MÁS DIGNA Y JUSTA PARA TODOS. SEGUIMOS LUCHANDO PORQUE NUESTRAS VOCES NO SILENCIADAS. POR ESO SALDREMOS EL 19 DE JUNIO OTRA VEZ, PARA REITERAR QUE ESTAMOS VIVOS Y QUE QUEREMOS EL CAMBIO YA! EL 19 TODOS A LAS CALLES, SIN NINGÚN TIPO DE BANDERAS, NI PARTIDISTAS, NI SINDICALISTAS, SOMOS LA GENTE QUE DÍA A DÍA SALIMOS A PELEARLA, POR LOS NUESTROS, POR NOSOTROS Y LOS QUE VENDRÁN. POR LOS QUE NO TIENEN FUTURO NI LO TENDRÁN SI EL SISTEMA NOS SIGUE DANDO LA ESPALDA. CON LAS MANOS VACÍAS, VACÍAS DE ARMAS, PERO LLENAS DE ESPERANZA, Y SÍ, EN REALIDAD CON UNA ÚNICA BANDERA, LA DE LA JUSTICIA IGUALITARIA, LA DE LA UNIÓN Y LA PAZ.

    • wansama Says:

      No tengo nada más que añadir… Gracias por comentar.
      (Por favor, evita tantas mayúsculas… se ve como un grito ;3)

  2. The_Corinthian Says:

    Me quito el sombrero Wan, fantástica entrada. Gran like

  3. Bien, bien por vosotros. Un montón de protestas sin sentido, cero propuestas de mejora reales. Bien, bien hecho (ironía)
    Que bien está esto de protestar por lo que hacen los políticos, los banqueros, o los curas. Es estupendo.
    Señores, señoras:
    Es manifiestamente injusto juzgar a las personas por su profesión. “Los banqueros son…”. Pues no, los banqueros, políticos, futbolistas, carpinteros, curas, amas de casa, parados, ocupas, hippies, adolescentes, ancianos… TODOS SOMOS PERSONAS. Y como personas que somos, unos seremos buenos y otros malos, unos altos y otros bajos, unos guapos y otros feos. Lo mismo hay banqueros malos, que fontaneros malos. También hay banqueros buenos, como fontaneros buenos. Y si no, fundad un banco, vosotros que tan buenos sóis.
    Los políticos los elegimos nosotros en democracia, sí en democracia. Yo, en cada convocatoria electoral tengo total libertad para votar a uno u otro partido, para no votar, o para votar en blanco. Los políticos que gobiernan el ente público son aquellos que más apoyo popular reciben. La mayoría de los españoles quieren a Rajoy de presidente del gobierno, y eso es democracia. Si ahora Rajoy no cumple con los españoles, a los cuatro años podremos echarlo libremente, sin guerras, sin asaltos, sin violencia. ¿No es esto democracia? Lo que pasa es que nos encanta juzgar lo que hacen los demás, pero odiamos ser juzgados. Y lo cierto es que nosotros somos los responsables de que un político ocupe un cargo.
    Los banqueros. ¿Qué fácil es atacarlos?. Pero son personas, y como tales, los habrá buenos, malos y regulares. Si tienen dinero, es porque nosotros, ciudadanos de a pié, se lo confiamos. Nadie se hace rico por generación espontánea. Si alguien se enriquece es porque consigue ofrecer un servicio muy demandado. Tan culpable de enriquecerse es el banquero como quién le da el dinero (yo, y tú)
    Y los curas, hay los curas, todos unos violadores de niños inhumanos, todos ricos, manipuladores de mentes….. Vaya problemón que tenemos en nuestras iglesias. Los curas, como los anteriores, también son personas, también, sí. Y si alguno manipula mentes, es porque las mentes se dejan manipular. Y si alguno viola niños, o mujeres, roba o mata, o lo que sea, pues habrá que probarlo, juzgarlo y encarcelarlo, exactamente igual que cualquier otra persona. Pero lo que nadie quiere ver es la cantidad de bien que muchos hacen por el mundo, cosas que los laicos no solo no estamos dispuestos a hacer por un extraño, si no que repudiamos increíblemente. Claro, así podemos justificar porqué nosotros no hacemos eso mismo.
    Menos protestar, y más trabajar.

    Quiero control total por las fuerzas del estado, cero regulación y total libertad.

    TODOS SOMOS INOCENTES, MIENTRAS NO SE DEMUESTRE LO CONTRARIO.

    • wansama Says:

      Hay propuestas. Escritas, debatidas. Yo las he visto. Con unas estoy más de acuerdo, con otras no tanto. De otras no alcanzo a entender su magnitud por mi nivel de conocimiento económico o político, pero existen propuestas. El problema, es que la gente no lo sabe. La gente no me cree cuando digo esto, cuando llevo un papel con sólo algunas de esas propuestas, que como ya dije no son tan utópicas, cuando las leo y las explico. ¿Por qué?
      Desde luego, está mal generalizar. Por supuesto que hay buenos políticos, y buenos banqueros. No me cabe ninguna duda. Pero lamentablemente, no son ellos los que nos gobiernan. Vayamos por partes.
      Hablas de que EXISTE una democracia real, y que es esta. Bien, la mayoría de los españoles ha elegido votar a Rajoy, porque quieren que sea él el que gobierne el país. Perfecto. Pero yo tengo varias quejas al respecto.
      Primero: El funcionamiento de la ley electoral. ¿Por qué un partido con x votos, tiene más escaños que otro, que ha obtenido 2000 votos más? No digo que eso cambiara radicalmente el resultado electoral, pero sí que lo cambiaría algo. Quizá lo suficiente.
      Segundo: Dices que si no nos gusta su gobierno, a los cuatro años podemos destituirle del cargo. ¿Por qué tengo que esperar cuatro años para hacerlo? Si tú contratas a un fontanero, y debido al trabajo que está haciendo, la casa empieza a llenarse de agua… ¿Esperas a que el agua te llegue a la cintura? No lo creo. ¿No pedirías explicaciones, o le harías reparar el daño que ha causado, o que está causando, antes de eso?
      Tercero: Desde luego que somos responsables de que un político ocupe un cargo… Estoy de acuerdo. Pero no sólo hay dos partidos… Ni tres. Y han llegado a mí noticias bastante chocantes de irregularidades en las mesas electorales, los colegios, y en general, en el día de las elecciones. Cosas sin sentido, cosas que de nuevo, la gente no cree cuando las cuento. Y pregunto de nuevo: ¿Por qué?
      Cuarto: Aquí, tan sólo necesito poner unas pocas palabras. Corrupción. Ansia de poder. Explicaré más, si es necesario, en el siguiente comentario.
      En cuanto a los banqueros… Aplico lo mismo. Por supuesto, hay banqueros buenos. Y no, no creo que nadie del 15M haya creado un banco (no tengo datos), pero sí partidos políticos que han surgido de esta revolución. ¿Cuál es el problema? No tienen poder suficiente como para gastar tanto dinero en cubrir calles y calles con sus caras, pidiendo el voto. Carteles que desde luego, todos pagamos. ¿Y de cuánto sirven? ¿Voy a votar al PP porque un cartel en una farola me lo pida? Teniendo en cuenta, además, que dos metros más adelante, otro cartel del PSOE me dice lo mismo, y después otro de IU, y a continuación uno de Foro… ¿Cuál es la intención de todo esto? ¿Realmente sirve de algo? ¿Realmente voy a votar a un partido por un cartel bonito o una frase ingeniosa? Volviendo a los banqueros… Sí, yo también tendré culpa de ello, pero… ¿es acaso una opción, guardar el dinero bajo el colchón? Lo dudo. Y mis conocimientos de economía son bastante pobres, dado que nunca la entendí del todo, por lo que pasaré al siguiente punto.
      Yo, en ningún momento, he mencionado a los curas, o a la Iglesia. Si bien es cierto que yo soy atea, también es cierto que tengo amigos católicos y practicantes. Y muy buenos, dicho sea de paso. Y estoy en contra de muchas de las cosas de la Iglesia, y pienso que hay mucha hipocresía ahí dentro. Pero eso es un tema aparte, que será comentado en otra ocasión. Y no sólo los creyentes hacen bien… Que quizá sean más, pero no los únicos.

      Para terminar… Todos somos inocentes, sí. Pero se ha demostrado lo contrario en muchas ocasiones, y nadie hace nada, sino todo lo contrario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: