Archivo para lucha

Movimiento 15-M

Posted in Curiosidades y otros with tags , , , , , , , , , , on 09/06/2011 by wansama

Pienso que es un movimiento por el que realmente merece la pena actuar, pues es bien sabido que por muchísimo menos se han movido más masas, muchas más personas que se reúnen en plazas para celebrar una victoria en el deporte, o eventos similares. Personalmente, me alegro de que un colectivo haya tomado de una vez la iniciativa, y haya salido a quejarse por el futuro que nos espera a los jóvenes…

Y también a los que no lo son tanto. En las plazas, a pesar de lo que los medios dicen, no sólo hay jóvenes “hippies” o “de aquella manera vestidos” luchando por el futuro, si no también ancianos, señoras que les ayudan con comida, hombres que cantan y gritan con ellos los lemas de la “revolución”… No estamos solos.

Además, no se trata sólo de reunirse en una plaza, sentarse, y pasar el tiempo con la gente que quiera unirse. En absoluto. Eso es sólo una pequeña parte de la historia… Porque si no, no habría eco. Porque si la gente no se reuniera, si la gente hiciera sólo lo que hace tras estas concentraciones, todos pasarían de ellos, de nosotros. Tras toda esa gente que está reunida en Sol, en la Plaza de Cataluña, en la Escandalera, y en tantas otras plazas de ciudades y pueblos de España, hay asambleas populares. Asambleas democráticas de verdad. Asambleas en las que se decide lo que van a hacer, cuánto tiempo se van a quedar, y las soluciones posibles, y realistas, a los problemas que critican. Dichas reuniones son abiertas a quien quiera participar en ellas, independientemente de su ideología (pues ya se ha insistido mucho en que no tienen ningún tipo de preferencia política como grupo), edad, cultura, etc. Yo misma he estado en una de esas Asambleas, al más puro estilo Griego, donde todo el mundo exponía sus ideas, proponía soluciones y comentaba las ideas del resto. Y eso, es lo que los medios no cuentan. Poca gente sabe realmente de qué va el movimiento, qué pretende, y por qué está ahí. Muchos piensan que nos quejamos por quejar. Pero no es cierto. Hay razones, y hay soluciones. Y no son tan inaccesibles y utópicas como nos hacen creer… En realidad, hay algunas bastante sencillas, y que, a nuestro modo de ver, arreglarían muchas cosas. Y no somos los únicos que pensamos así.

Otro punto a destacar, es que este movimiento ha sido convocado y seguido en varias partes del mundo, por españoles en principio, pero secundado por los nativos (y extranjeros) de cada país. Y eso, es algo que tampoco aparece en los medios… ¿o alguien lo ha oído? Al igual que, en los medios internacionales, no ha aparecido nada de la llamada “Spanish Revolution”. Tengo amigos en casi todo el mundo. Cuando les he comentado esto, y les he mostrado un vídeo en directo de la Puerta del Sol, se han quedado impresionados por la cantidad de gente que había allí, y porque los medios de comunicación de sus respectivos países no habían mostrado nada al respecto. Nos apoyan también desde fuera. “España por fin ha despertado” era una de las frases más repetidas, continuadas de un constante apoyo a los “revolucionarios” y a todos aquellos que de un modo u otro, apoyamos y tratamos de difundir el movimiento.

Desde el comienzo de todo este movimiento, organizado por “Democracia Real Ya”, ha habido mucha desinformación. Las redes sociales han cumplido una gran labor de difusión, al igual que el boca a boca, que sin duda, bien explicado, es un método muy eficaz. Pero por desgracia, mucha gente va con anteojeras, con un camino marcado y una idea fija, que por muchos argumentos que les puedan ofrecer, seguirán negando la verdadera magnitud o el auténtico significado de las concentraciones. Hubo gente que nos llamó golpistas, alegando que lo que queríamos, era destruir la democracia. Hubo otros que, sin conocernos, nos llamaron hippies, NINIs, fascistas, jóvenes incultos y aburridos… Todo tipo de improperios y descripciones despectivas fueron dichas mientras nos apuntaban con el dedo. Y sin embargo… ¿de dónde salen todos esos calificativos? ¿Por qué se nos inculca a la fuerza, una idea política que reiteramos no tener? ¿Por qué? Porque así todo es más fácil.

Porque es mucho más fácil creer que somos una masa de borregos liderados por un político, que darse cuenta de que en realidad, somos ciudadanos pensantes, que nos damos cuenta de lo que ocurre, y que queremos cambiar las cosas para igualar la sociedad.

Porque es más fácil desinformar, y decir que sólo hay cafres haciendo botellón en las plazas, que hacer un reportaje sobre las asambleas que se celebran, con democracia participativa auténtica. Con participación ciudadana libre, y abierta.

Porque es más fácil tratar de asustar con amenazas de desalojo, que admitir que lo que está allí organizado, está protegido por la ley y por la constitución, esa que tanto dicen defender.

Porque es más fácil moler a palos a gente que está pacíficamente sentada en un lugar, pidiendo un cambio, que tratar de realizar el cambio que piden.

Porque es más fácil seguir siendo rico, seguir teniendo dinero, seguir aumentando la fortuna que se posee, que aceptar que hay gente que se muere de hambre, y tratar de combatirlo.

Porque es más fácil poner una excusa sin sentido para tratar de paralizar algo que saben que sí tiene sentido.

Porque es más fácil deshonrar, que tratar de dar merecidos méritos.

Porque es más fácil utilizar la violencia, que el diálogo.

Porque es más fácil dominar a una masa de gente que no tiene educación, que no sabe pensar, que se ahoga en deudas, que frenar a miles de personas individuales, que piensan por sí mismas, que saben de lo que hablan, que tienen fundamentos para defenderse…

Porque es más fácil dejar el mundo como está, aunque se muera, se pudra, se contamine o se acabe, que intentar hacer pequeños cambios que hacen que las minorías ricas pierdan algo de dinero, y que la pobre mayoría lo gane.

Porque es más fácil prohibir, que permitir.

Porque en definitiva, el mundo es más sencillo para los poderosos, para los que tienen dinero, para los corruptos, para los que no piensan por los demás, si no por ellos mismos, por su propia fortuna, por su yate y su chalet en la playa. Porque para todos los que vivimos en la parte baja de la pirámide, las cosas no son tan fáciles. El chantaje es fuerte, el soborno lo es más… Y ellos tienen ese poder. Pero oh, si el pueblo se levanta… Los políticos y los poderosos tiemblan. Los banqueros se revuelven en pesadillas. Siempre nos han hecho creer que el poder está en el pico de la pirámide… Pero no es así. El poder reside, y siempre ha residido en la base. Porque si no hay base, la pirámide se derrumba. Y esta base es mucho más numerosa, y si quiere, más poderosa que aquellos pocos que forman el pico. Por eso el pueblo ha de despertar… Por eso el pueblo debe levantarse y luchar. Porque el pueblo tiene el poder, y puede ganar.

Y eso es lo que estamos intentando hacer… Luchamos, perseguimos nuestros ideales. “Porque con un hombre se puede acabar. Pueden detenerle. Pueden matarle y pueden olvidarle. Pero cuatrocientos años más tarde, los ideales pueden seguir cambiando el mundo. Yo he visto con mis propios ojos el poder de los ideales. He visto a gente matar por ellos, y morir por defenderlos. No se puede besar un ideal, ni tocarlo, o cazarlo. Los ideales no sangran, no sufren… y tampoco aman.”* Nunca podrán quitarnos nuestros ideales… Ni siquiera aunque intenten silenciarnos. Por eso, y por otras muchas cosas, luchamos. Luchamos por nuestros derechos y libertades. Luchamos, porque queremos hacerlo, tenemos razones, soluciones, y la ley nos respalda. Por eso nos reunimos. Por eso tratamos de poner nerviosos a los altos cargos del gobierno y la banca. Por eso, simplemente al reclamar nuestros derechos, ellos tiemblan. Porque saben que tenemos el poder. Porque saben lo que podemos hacer… Y no les conviene. Por eso os digo… Luchad. Luchad por lo que creáis, por lo que penséis. Luchad sin importar que os creáis solos, pues probablemente no lo estéis. Tan sólo os digo eso… luchad, y hacedlo con conocimiento. Sólo entonces, encontraréis resultado.

_______________________________

(*) Fragmento sacado de la película V for Vendetta, basada en la novela gráfica del mismo nombre de Alan Moore.

Wan

Anuncios